6 CONSEJOS PRÁCTICOS QUE IMPEDIRÁN QUE ROBEN EN TU COMUNIDAD DE VECINOS

 

Hoy en día los estándares de las comunidades de vecinos han cambiado, siendo estas comunidades más grandes y por tanto abarca mayor número de vecinos o  de número de pisos en alquiler esto provoca que  para los ladrones sea más fácil acceder y que los vecinos no se den cuenta de su breve estancia para cometer robos.

 

Además si unimos la tendencia a este tipo de comunidades junto con los meses de verano deberemos de aumentar las precauciones para evitar los robos y que a la vuelta de las vacaciones no nos encontremos el hogar con una sorpresa lamentable.

 

El problema de la seguridad en verano afecta a toda la comunidad y no solo a los propietarios, para los Administradores de Fincas es una tarea que conlleva dolores de cabeza por las reuniones urgentes y en consecuencia la subida de los presupuestos de la comunidad cuando se han visto afectada por destrozos, en zonas comunes y se han de reparar.

 

Pero la inseguridad en una comunidad de vecinos no solo es consecuencia de los robos tanto en viviendas, garajes o trasteros, sino también de:

 

– Ocupación ilegal de la vivienda.

– El intrusismo de zonas comunes como son los jardines o piscinas.

– Estafas, normalmente se ven afectados las personas mayores.

 

Esta inseguridad es posible revertirla con una serie de consejos fáciles de aplicar  para poder prevenir el robo o disuadir comportamientos que afecten a la seguridad de la comunidad.

 

 

A continuación explicamos todos los consejos para aplicarlo a su comunidad de propietarios

 

1. Ten bien iluminada las zonas comunes

 

Sabemos que tanto los ladrones como intrusos en general no son muy amigos de la luz, prefieren las zonas oscuras para pasar desapercibidos y que no sean descubiertos. Para evitar que aprovechen las zonas con menos luz, iluminaremos mejor los espacios comunes más vulnerables como son los jardines, piscinas, portales y alrededores.

 

2. Instala un buzón para el cartero comercial diferenciado del resto de vecinos

 

Con esta medida impedimos que desconocidos accedan al interior del portal con la excusa de que es cartero comercial y poder evitar que se cuelen en la comunidad.

 

3. Si, aunque sea obvio, desconfía de los desconocidos.

 

Aunque parezca evidente la mayoría de los ladrones acceden a la comunidad por el portal. Simplemente saludar y ser educado es la puerta de acceso para entrar y cometer el robo.

Como hemos dicho la tendencia de grandes comunidades hace que no puedas recordar a todos los vecinos y que se puedan colar intrusos resulta más fácil, es por esto que se debe ser más precavidos.

 

4. Invertir en seguridad

 

 

 

Considerar como comunidad en invertir en sistemas de seguridad es apostar por la tranquilidad. Para poder vigilar y proteger las zonas comunes y  de acceso a la comunidad encontramos:

 

– Cámaras de vigilancia: es el principal elemento que disuade a los intrusos y ladrones, pueden colocarse en distintos puntos como son el portal o en el parking.

– Pulsadores de emergencia

– Controles de acceso para personas y vehículos: junto con la cámara de vigilancia son los elementos más disuasorios, permitiendo un control e identificación.

 

5. Prestar atención a las marcas que los ladrones dejan en el exterior del edificio.

 

Es conocido por todos, ya sea por la prensa o por la televisión que previenen de este hecho, que los ladrones marcan con señales aquellas viviendas en la que los propietarios están ausentes por largo periodo de tiempo o vacacional. Es por esto que debemos de poner los cinco sentidos y observar las señales que puedan dejar los cacos.

 

6. No olvides proteger el acceso a la azotea.

 

La azotea es una parte del edificio que normalmente se piensa como último espacio común para proteger, pero no debemos de olvidarlo, sobretodo en el casco antiguo de las ciudades donde los edificios no son muy altos ya que  permite a los ladrones o intrusos saltar de azotea en azotea sin complicaciones.

Además de estos seis consejos también podemos realizar las siguientes medidas para poder hacer frente a los intrusos en verano como son:

 

No abrir el portal desde el portero automático: desde el portero automático no vemos a quien dejamos entrar, debemos ser precavidos y no abrir siempre que nos llamen.

 

Contar con personal de seguridad: instalar sistema de seguridad como cámaras es una medida disuasoria muy buena pero si no se cuenta con el personal adecuado para que garantice el buen funcionamiento no estamos aprovechado esta medida al 100%.

 

Ausencia duradera: cuando sepamos que vamos a estar fuera de casa un periodo largo de tiempo ya sea por vacaciones o por cualquier otro motivo es importante, para evitar robos en el hogar de comunicárselo a algún vecino para que recoja el correo, abra las persianas o encienda las luces. Con estas medidas conseguiremos dar la sensación de que no estamos fuera de casa.